FUEGO...

el último elemento, el mas importante de los seis, y el más impactante... siempre me he puesto a pensar, cual es mi misión, en esta vida. Cada vez que sucedía algo difícil, en mi vida, me pregunté porque... ¿Por qué me pasaba esto a mí? aunque la pregunta correcta, siempre fue, ¿para que?... aun no lo sé, pero pronto llegará...


En uno de esos días, terminé conciliando el sueño, entre tanto llanto, mis ojos, cansados de derramar lágrimas, se vencieron, ante el cansancio, fue cuando todo inició...


Me encontraba, en una casa desconocida, en un lugar, que nunca había visto, era una recamara bien arreglada, pero me daba la sensación de ansiedad, sabía que algo estaba mal, era de noche, ante la luz de la luna, pude distinguir varias cosas, me levanté, e intente abrir la puerta, pero esta no cedió. Miré a mi alrededor, en un closet, encontré ropa a mi medida, unos cargo verdes, camuflageados, unas botas de agujetas, y sin tacón, industriales, pero de mi talla, y una blusa negra de manga corta. Me quite el blusón que tenía, y me vestí, con lo que encontré, fue cuando, llegó la duda a mi cabeza, ¿Cómo rayos llegué aquí?, mi cabeza me dolía, y mucho, sentí una gaza del lado izquierdo, sentí una línea, creo que me abrí muy feo, pero no quise averiguarlo, fue cuando me asome a la ventana. Estaba en un piso alto, ya que veía los techos, de muchas casas, casas muy pegadas, imagine que sería un fraccionamiento...


Abren la puerta, me giro, y lo reconozco, ese tipo me persiguió en un centro comercial, en flashazos me llegan imágenes: corrí, grité pidiendo ayuda, pero nadie me ayudó, y a pesar de que me defendí, él me dio el golpe en mi frente, y quedé inconsciente. La ansiedad se volvió adrenalina, y reaccioné, rompí el cristal, con mi mano, la cual comenzó a desangrarse, él se va sobre de mí, logro sacar la mitad de mi cuerpo.¡¡¡¡¡¡ Diooooooooss ayúdame!!!!!!, grito, él me toma un pie, y lo golpeo con fuerza en la cara.


Logro salir, caigo en un techo, y corro sin pensarlo. Voy de techo en techo, me están siguiendo, me disparan, ¡RAYOS! QUE RAYOS HICE PARA QUE ME DISPAREN ¡BASTA! sigo gritando, pero solo veo rostros en las ventanas, mirando, observando, pero sin hacer algo para ayudarme. La desesperación se apodera de mí, siento como el aire, comienza a quemar mis pulmones, en cada respiro, me siento morir. Sigo brincando, me caigo, me golpeo, pero me levanto... ¿Cómo rayos se, con tanta destreza, el brincar así?, conforme corro, mis brincos son mas altos, y mi cuerpo obtiene mas fuerza, puedo colgarme de tubos. Mis saltos son más largos, pero los de ellos también, es cuando veo a mas gente, corriendo abajo, en las calles, siguiéndonos, veo a unos cuantos deshaciéndose de algunos, pero no logro ver quienes son, brincan igual que yo. Uno se adelanta, corro mas fuerte, no quiero que me atrapen, siento agua en mi cara, miro al cielo, pero no llueve, me paso la mano, son mis lágrimas, estoy aterrada, tengo miedo, demasiado miedo.


Y es cuando lo veo, con un brinco enorme se me adelanta, lo que me hace frenarme, me deslizo en el techo y caigo tratando de evitar llegar a él, es cuando veo en su mirada, como llamas se encienden, sus enormes ojos, en sus manos, un gran incendio comienza, todo él comienza a arder en llamas. Me giro, trato de levantarme, me arrastro, pero veo que vienen los que me seguían, rompo al llanto, no se que pasa, es cuando giro al chico de fuego, y veo que estallan las llamas alrededor de él. Me alcanzan, siento el ardor del fuego, siento como me quemo, como arde mi piel, esto es demasiado, aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhh!!!!!!!!, me canso, mi cuerpo cae inerte, siento que alguien me carga, es él, ya no siento arder mi piel, pero sigo rodeada de llamas enormes.


Salgo de entre las llamas, en sus brazos, con mi cuerpo colgando, solo dice: "te sacaré de aquí", escucho varios gritos de dolor, giro mi cabeza colgante, veo a los que me seguían, ardiendo dentro del fuego. Levanto un poco la mirada, y lo veo a él, al que me rapto, a lo lejos, con una mirada aterradora, logro leer sus labios: "serás mía, te encontraré de nuevo, lo juro", siento desmayarme, pierdo la conciencia...


La ansiedad, me ataca de nuevo, y pego un grito, me siento de golpe en la cama donde estoy, veo todo oscuro, me caigo y corro al interruptor de la luz, caigo al suelo asustada, veo a todos lados, desde la alfombra de mi recamara, estoy en mi casa. Entran mis padres, preguntando, si estoy bien, sudando y llorando, digo que si, ahora si estoy bien...


Desde entonces, cada vez que me estreso, me enojo, o me da demasiada ansiedad, en mi frente se marca, lo que parece ser, una cicatriz, pero nunca me he golpeado, y esta misma desaparece, ésta, está, exactamente del lado izquierdo de mi frente...


#SagaHeled #HELED #SueñosInteractivos #RelatosDetrásDeHeled #Fuego #ElementoBenaia

13 vistas1 comentario

© 2008 Armida Lisset Del Río Quintanilla

FOLLOW ME

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page

Sitio Creado por Lisset Del Río | Brigada Empresarial